El relevo de los Tigres, encabezado por Rodríguez, mantiene la confianza

El relevo de los Tigres, encabezado por Rodríguez, mantiene la confianza

ST. PETERSBURG -- Se podría argumentar que no hay un cerrador más duro con sí mismo que el venezolano Francisco Rodríguez. Pero hace pocos días, tras una exitosa actuación suya y de sus compañeros en Cleveland, el taponero de los Tigres de Detroit decidió alzar la voz para defender al normalmente criticado bullpen del equipo.

"Atravesamos por un mal momento", dijo Rodríguez. "Obviamente, entiendo la frustración cuando el bullpen no hace el trabajo. Pero es muy temprano. Todavía nos quedan como 140, 150 juegos por disputar. Apretaron el botón de pánico demasiado rápido. Todavía estamos mejorando, afinando nuestros pitcheos. Al final del día, vamos a estar bien".

El relevo de los Tigres tiene sus problemas. Pero la unión no es uno de ellos. Mientras las preguntas continúan, los relevistas de Detroit prefieren ver hacia adentro. Creen en sí mismos y en sus compañeros, así pocos otros lo hagan.

"Es muy temprano", dijo Alex Wilson. "Tienes un mal día y todo el mundo quiere halar del gatillo. Pero pienso que a medida que pasan los días, el bullpen se vuelve como un equipo dentro del equipo. Y al igual que con el bateo, el pitcheo es contagioso".

La química comienza con Rodríguez. Y no sólo porque se trata del cerrador. Cuando Detroit lo adquirió, no fue simplemente por su experiencia, sino también por su disposición a compartir sus conocimientos con el resto de sus compañeros. Prácticamente cada relevista de los Tigres ha aprendido algo de él, bien sea cómo hacer un lanzamiento, cómo prepararse o cómo mantenerse sano.

"Para cualquier relevista, es buenísimo contar con Francisco", dijo el manager Brad Ausmus. "Ha sido fabuloso con sus compañeros desde que llegó. Tiene esa especie de mentalidad de la vieja escuela. Sin duda alguna, es el líder en ese bullpen".

Ausmus se refiere a sus preparadores como los hermanos Wilson, aunque Justin y Alex no son familia. Con el venezolano Bruce Rondón ahora en Triple-A Toledo, Alex y Justin se han movido al séptimo y octavo inning.

"Bruce tuvo sus problemas, pero nos volverá a ayudar este año", dijo Justin Wilson. "Quién sabe cuándo será eso, pero lo hará. Alex prácticamente terminó ahora en el séptimo y yo en el octavo, aunque la verdad es que dependerá de a quién le toque. Habrá días en los que yo no estaré y Alex tendrá que entrar, y días en los que Alex no podrá lanzar y yo tendré que hacerlo. De eso se trata en nuestro bullpen, de respaldarnos unos a otros".

Justin Wilson podría ser la clave del grupo. Perdió peso durante la temporada muerta para mejorar su durabilidad, además de afilar su slider. También movió su pie en la tabla de lanzar para mejorar ante los zurdos.

Hasta ahora, Justin Wilson ha tirado 7.1 innings de tres boletos y 10 ponches. Pero la temporada pasada también tuvo un gran primer mes.

"Yo quiero la pelota", dijo Justin Wilson. "Si estás en la situación en la que estoy yo, quiero lanzar a menos que me digan que no puedo".

En algún momento, el grupo contará también con el estelar prospecto puertorriqueño Joe Jiménez. Eso podría ser un mes, aproximadamente, una vez que pase la fecha de corte para ser elegible para el arbitraje un año más temprano como Súper Dos. Pero también podría subir a mitad de año. En todo caso, va a aportar.

Sin embargo, la llegada de Jiménez significaría poco si el resto no pone de su parte. El éxito de este bullpen depende de todo el grupo. Y a pesar de las turbulencias que han enfrentado, ellos siguen creyendo en su propio talento.